Namasté

¡Hola!, bienvenid@

Namasté , "La luz de Dios en nosotros, celebra su presencia eternamente en nuestros corazones"

miércoles, 17 de abril de 2013

Al despertar

En el latido de tu corazón
Me encontré, ¡Divino momento!
Viajé a cada célula de tu cuerpo
Para sentir tu calor, tu pasión, tu amor...

Enamorada con locura de tí
Quise fundirme en tu esencia;
Derretirme en tus labios,
No separarme de ti jamás.

Navegando en tu dulce sueño,
En esa ilusión de ilusiones. ..
Un día te amé.

Al despertar, buscaba y buscaba...
Pero no te encontraba.
En el mar...allí te hallé;
Cuando en las cristalinas aguas...
Me reflejé.

3 comentarios:





  1. No deseamos cosas o personas
    sino el placer que estos nos proporcionan
    el placer es abstracto, espiritual
    no exíste en los objetos ni en las situaciones
    sino en nuestra percepción de ellos
    de nuestra realidad.

    La forma en la que disfrutamos
    nos hace conocernos
    nos enseña a nosotros mísmos.

    Armonizar los deseos
    con sus placeres correspondientes
    porque es la energía la que activa nuestro deseo
    y ésta, como sabemos
    construye o destruye
    como la electricidad o la gravedad.

    Las Leyes Espirituales
    nuestro Decálogo interior
    armonizan nuestro placer con nuestro deseo
    armonizándonos con el Creador
    con la Naturaleza
    con el Gran Deseo de Dar
    del que formamos parte inherente
    como Uno.




    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Tito
      Abrazos.

      Eliminar
    2. A ti, querida, que me inspiras cada día y mientras acortamos distancia hacia la luz,hacia el otorgamiento, hacia la sabiduría, mejor es tu poesía.

      Eliminar