Namasté

¡Hola!, bienvenid@

Namasté , "La luz de Dios en nosotros, celebra su presencia eternamente en nuestros corazones"

lunes, 1 de septiembre de 2014

PEDID Y SE OS DARA

 
                                                         


                                                                    DESDE LAS PLEYADES




                                                           PEDID Y SE OS DARA


LA INVOCACION POR EL PODER DE LAS PALABRAS ES TREMENDAMENTE CONTUNDENTE PARA ACERCAR LO QUE DESEAS A TU CAMPO CUANTICO.

DESDE PEQUEÑO SE NOS ENSEÑA A ORAR COMO UN PAPAGAYO DE UNA MANERA AUTOMATIZADA E INCONSCIENTE,SIN SABER QUE ESTAMOS HABLANDO CON NUESTRA DIVINIDAD.

EL SENTIMIENTO Y LA PRESENCIA QUE PONGAMOS AL ELABORAR LAS PALABRAS HARA QUE ENFOQUEMOS LA ENERGIA DE UNA MANERA MAS PRECISA.

TENEMOS QUE CREERNOS QUE SOMOS CAPACES DE CREAR,CUANDO HAGAMOS LA PETICION TIENE QUE DESENCADENAR UNA EMOCION SIMILAR A VERLO PLASMADO YA A LA REALIZACION FISICA.

CADA UNO PUEDE PROYECTAR SUS AFIRMACIONES PONIENDO SUS PROPIAS PALABRAS Y EJERCIENDO LAS REPETICIONES QUE SEAN NECESARIAS PARA LA ADQUISICION DE LA CONFIANZA.

SAN GERMAIN ES UN MAESTRO DE LA PRECISION EN LOS DECRETOS FOCALIZANDO LA ENERGIA PARA QUE ACUDA DE UNA FORMA CERTERA.

RECORDEMOS QUE SOMOS DISEÑADORES DE HOLOGRAMAS SI O SI,LO QUERAMOS HACER DE UNA FORMA INCONSCIENTE O CONSCIENTE,CON LO CUAL CREO QUE SERIA MEJOR PODER MANEJAR NUESTRA PROPIA ENERGIA.

ESTO SE LLAMA EL EMPODERAMIENTO DE LA PRESENCIA YO SOY.

CUANDO VUESTRA ANTENA SINTONIZA CON EL CAMPO CUANTICO,EMPEZAIS A MOLDERALO PARA MATERIALIZARLO Y PODERLO EXPERIMENTAR CON LOS SENTIDOS FISICOS.

INSISTO HAY QUE SER TREMENDAMENTE PRECISO Y DIGO ESTO PORQUE EN MI SE HA CONFIRMADO DE MANERA ESPECTACULAR.

LA DUDA ES EL MAYOR OBSTACULO,YA QUE ESTA VIENE DEL RUIDO MENTAL Y ESTO BOICOTEA EL CAMPO MAGNETICO QUE ATRAERA LA PETICION BAJO EL SENTIMIENTO.

POR ELLO LA REPETICION DE LA FRASES HASTA HACERLA COMPLETAMENTE TUYA EN EL PRESENTE. ES LO QUE NOS VA A HACER TOMAR LA CONFIANZA NECESARIA PARA QUE SE ANCLE EN EL SUBCONSCIENTE.

AL ASUMIR RESPONSABILIDADES TE ESTAS EMPODERANDO,Y ESTO VA A LOGRAR TENER LA SENSACION QUE TODO DEPENDE DE TI.

CADA FRASE PUEDE COMENZAR COMO "ORDENO Y DECRETO"

LA FOCALIZACION TIENES QUE HACERLA CON ROTUNDA FIRMEZA Y APLICANDOLA DESDE EL AMOR QUE ES EL INTERMEDIARIO PERFECTO.

CONSTANCIA Y CONFIANZA.

viernes, 29 de agosto de 2014

Ni esto ni aquello


En este mundo de Esencialidad
no existe ni el yo ni nada que no sea yo.
Para entrar directamente en armonía con esta realidad,
cuando las dudas surjan simplemente di: «No dos».
En este «no dos» nada está separado,
nada está excluido.
No importa cuándo ni dónde:
iluminación significa entrar en esta verdad.
Y esta verdad está más allá del aumento o
la disminución en el tiempo o el espacio:
en ella, un solo pensamiento dura diez mil años.

Esencialidad: tal es la naturaleza de las cosas

Esencialidad (tathata) consiste en vivir en este mundo y con este mundo tan profundamente que el mundo desaparezca y tú te conviertas en la esencia. Y la actitud que la caracteriza e identifica es la aceptación: vivir sin conflictos ni quejas desde el discernimiento de la naturaleza de las cosas… Es viviendo así como, de pronto, acontece la transformación. Mientras estés luchando, tu energía se divide. Pero una vez que aceptas, se hace una en tu interior y la propia liberación de energía se convierte en una fuerza curativa que no viene de afuera. Es así como la esencialidad incide sobre la enfermedad física, la mental y, finalmente, la espiritual, aunque lo aconsejable es empezar por el cuerpo y, si tienes éxito con él, intentarlo en los otros niveles.

Cuando algo vaya mal en el cuerpo, relájate y acéptalo. Di para tu interior, sintiéndolo intensamente: "Tal es la naturaleza de las cosas". Si las cosas que han nacido tienen que morir, algunas veces tendrán que enfermar. … Acéptalo, no te identifiques con ello. No hay de qué preocuparse: no te está ocurriendo a ti; está sucediendo en el mundo de las cosas… Cuando no luchas, transciendes. La aceptación es la transcendencia. Y esta transcendencia se convierte en una fuerza curativa. De repente, el cuerpo empieza a cambiar.

Lo mismo ocurre con las preocupaciones mentales, las tensiones, las ansiedades, la angustia… ¿A qué se debe que te preocupe algo? A que no puedes aceptar el hecho porque tienes algunas ideas que imponer a la naturaleza. Por ejemplo, te estás haciendo viejo y eso te preocupa. Te gustaría permanecer siempre joven; ahí está la preocupación… ¿Qué es lo que muestras con tus preocupaciones? Que no puedes aceptar lo que está ocurriendo.

El mundo de las cosas es un flujo y en él nada es permanente. Si esperas permanencia de un mundo donde todo es impermanente, te crearás preocupaciones. Por ejemplo, te gustaría que este amor fuera para siempre. Sin embargo, nada puede serlo en este mundo; todo es momentáneo. Esta es la naturaleza de las cosas, su esencia. Bien… Ahora sabes que ese amor ha acabado y ello te causa tristeza. Vale, acepta la tristeza. Si estás tembloroso, acepta el temblor; si te apetece llorar, llora. ¡Acéptalo! No lo reprimas, no disimules, no trates de fingir. No puedes luchar contra los hechos, acéptalos.

Y si lo haces gradualmente, estarás constantemente dolorido y sufriendo. Pero si los aceptas sin queja alguna, no desde la impotencia, sino desde la comprensión, se vuelven esencialidad. Entonces ya no estás preocupado, ya no hay problema, porque el problema no era causado por el hecho en sí, sino debido a que no podías aceptarlo de la forma en que estaba ocurriendo: querías que fuera a tu manera.

La vida no va a ser como tú quieras

La vida no va ser como tú quieras, sino como la propia vida quiera. Y ante este hecho cierto, tú mandas. Si lo rechazas, sufrirás. Si lo aceptas desde la consciencia, tu vida se convertirá en éxtasis… También Buda tuvo que morir, pero lo hizo feliz al ser consciente de que lo que ha nacido tiene que morir: el nacimiento implica la muerte; así son las cosas. Si mueres preocupado y sintiéndote desdichado, te perderás lo que la muerte puede ofrecerte, la gracia que se manifiesta en el último momento, la iluminación que sucede en el tránsito. Mueres; morirás muchas veces y seguirás perdiéndote lo mejor de ello.

Si puedes aceptar la muerte, abres la puerta del tránsito con una bienvenida en tu corazón. Y la calidad del fenómeno cambia inmediatamente. De repente eres inmortal: el cuerpo se está muriendo, pero tú no. Ahora puedes darte cuenta de que sólo se abandona la vestimenta, no el contenido; el coche en que has encarnado para vivir la experiencia humana, no el conductor, no la consciencia, que permanece en su iluminación; y más aún, porque en la vida muchas fundas la cubrían, pero en la muerte está desnuda y libre.

No obstante, para esto hay que embeber la actitud de la esencialidad, no un mero pensamiento mental o una filosofía: tu vida entera ha de transformarse en esencialidad. Ni siquiera hace falta que pienses en ello: sencillamente se vuelve algo natural… Comes en esencialidad, duermes en esencialidad, respiras en esencialidad, amas en esencialidad, lloras en esencialidad… Se convierte en un hábito y no necesitas preocuparte por ello… Es tu forma de ser… ¡Aceptas!

Es cierto que el término "aceptar" conlleva cierta carga -por ti, no por la palabra- porque sólo aceptas cuando te sientes impotente, cuando no puedes hacer nada… En el fondo todavía deseas; piensas que de haber sido de otra forma hubieras sido feliz, pero ¡qué le vas a hacer! Lloras desconsoladamente y pasas muchas noches preocupado, con pesadillas y sufrimientos... Finalmente, el tiempo es el que te cura, no la comprensión. Y el tiempo es necesario sólo porque no comprendes, sino te curarías inmediatamente.

Así que, poco a poco, las cosas se difuminan, se pierden en la memoria cubiertas por el polvo. Y todavía algunas veces duele la herida porque vas cargando con el pasado… Fuiste niño; el niño todavía está ahí. Luego un muchacho; el muchacho todavía está ahí con todas sus experiencias… Capa sobre capa, todo está ahí. Es por eso que en ocasiones retrocedes: si te ocurre algo y te sientes desamparado, empiezas a llorar como un niño. Has retrocedido en el tiempo, el niño ha salido a la superficie. ¿Por qué llevamos toda esa carga? Porque en realidad nunca aceptas nada. Si aceptas el fenómeno, la situación, la vivencia o el hecho no quedará nada con lo que  cargar. Pero si aceptas porque te sientes impotente, cargarás con él… Cualquier cosa que esté incompleta permanece para siempre como una carga; cualquier cosa que esté completa se abandona. Porque la mente tiene una tendencia a cargar con las cosas incompletas con la esperanza de que algún día surja la oportunidad de completarlas. Aún esperas que regresen los días que ya se han ido. No has transcendido el pasado. Y a causa de ese pasado tan pesado, no puedes vivir en el presente.

Cuando aceptas en esa actitud de esencialidad no hay rencor, no te sientes impotente. Sencillamente entiendes que así es la naturaleza de las cosas. Por ejemplo, si quiero salir de una habitación lo haré por la puerta, no atravesando la pared. Esta es la naturaleza de la pared: impedir el paso; esa es la naturaleza de la puerta, que pases a través de ella. Pues bien, acepta las cosas como a la pared y la puerta… Si puedes mirar con claridad no harás cosas como intentar traspasar la pared… Observa las cosas y si hay algo es natural no trates de forzar en ello algo que sea innatural.

¿Por qué no miras los hechos tal como son? Porque tus deseos están demasiado presentes. Por eso te has convertido en una persona tan impotente. Supera la impotencia: ante cualquier situación, no desees nada, pues el deseo te llevará por el camino equivocado. Mira los hechos con toda la consciencia de que dispongas y, de repente, se abre una puerta y ya no pasas a través de la pared, sino por la puerta, sin un rasguño. Y ya no cargas con nada.

Y la esencialidad es comprensión, no un destino sin esperanza. Así que esta es la diferencia. Hay gente que cree en el destino o que dicen "Dios ha querido que fuera así", pero en el fondo mantienen un rechazo y utilizan esas tretas para maquillarlo y consolarse a sí mismos. Sin embargo, la actitud de la esencialidad no es fatalista ni conlleva ningún Dios o destino. Dice: mira las cosas tal como son, comprende, y comprobarás que hay una puerta… Siempre hay una puerta…

En la esencialidad desaparece el yo y, con ello, el otro

"En este mundo de Esencialidad no existe ni el yo ni nada que no sea yo"… La mente siempre divide: el otro y yo. Y en ese mismo instante el otro se convierte en enemigo. Algunos son más hostiles, otros menos, pero el otro siempre es enemigo… Llamas amigo a aquel que es menos hostil contigo y enemigo a aquel que lo es más, pero con el otro forzosamente tiene que haber competición, celos, lucha… También peleas y compites contra tus amigos, aunque de una manera "amistosa". Sin embargo, una vez que te has fundido en la esencialidad, en el discernimiento de la naturaleza de las cosas, no existe nada que sea tú, ni nada que no seas tú; no hay ni yo ni nada que no sea yo.

Cuando el otro desaparece, el yo también desaparece, porque son dos polos de un mismo fenómeno. Aquí adentro está el ego y ahí afuera está el otro: dos polos de un mismo fenómeno. Si desaparece un polo, si el "tú" se disuelve, el "yo" desaparece con él… Y ojo, no puedes hacer desaparecer al otro, sólo puedes hacerte desaparecer a ti mismo. Si tú desapareces no hay ningún otro; cuando se abandona el yo, no hay tú. Es la única manera. Pero intentamos justo lo contrario: matar al "tú". Mas al "tú" no se le puede matar, ni poseer, ni dominar. El "tú" siempre seguirá en rebelión porque está esforzándose en matarte a ti. Ambos lucháis por el mismo ego; él por el suyo y tú por el tuyo. ¿Cómo vas a destruir al otro? El otro es inmenso… es todo el Universo. Céntrate en una dimensión diferente: abandona el yo.

Sin embargo, lo que haces es ayudarlo a permanecer. Por ejemplo, aferrándote a tus quejas, rencores, enfermedades… La gente se apega a todo lo que molesta. Se quejan, dicen que les gustaría curarse, pero en el fondo no es así porque si se curarán ellos no estarán ahí, el yo desaparece… Fíjate como la gente se aferra a sus heridas. Hablan acerca de sus enfermedades y defectos más que de ninguna otra cosa. Escúchalos y te darás cuenta de que lo están disfrutando… Su enfermedad, su ira, su odio, sus problemas, su egoísmo, su ambición… Es una locura: están pidiendo deshacerse de esas cosas, pero, observa sus caras, lo están disfrutando. Y si realmente desaparecieran, ¿con qué disfrutarían? Estarían tan ociosos que se suicidarían.

Indaga en tu interior y te darás cuenta de que todas tus desgracias existen porque tú las apoyas. Sin tu apoyo nada puede existir. Existen porque tú les das energía. ¿Quién te obliga a ello? Hasta para estar triste se necesita energía. Es por eso que después de la tristeza te sientes tan agotado… Durante tu depresión no estabas haciendo nada, estabas simplemente triste y tendrías que haber salido de ella pletórico de energía. Pero no, porque todas las emociones negativas necesitan energía y te agotan.

Si eres feliz, de repente, toda la existencia es feliz contigo y el mundo entero fluye hacia ti con energía y ríe contigo. Pero cuando estás alimentando tu tristeza y apatía, se abre un espacio entre tú y la vida. Entonces todo lo que hagas tendrá que depender de tu energía y la desperdiciarás, la agotarás… Pero lo haces porque cuando estás ofuscado y negativo sientes más ego… Cuando estás triste, enfadado, egoísta, disfrutando y jugando con tus heridas, intentando ser un mártir, entonces generas un espacio entre tú y la existencia. Te quedas solo y ahí te sientes yo. Y cuando te sientes yo, toda la existencia se vuelve hostil contigo. En cambio, cuando estás contento, feliz, extasiado, no hay yo, el otro desaparece; estás en contacto con la existencia, no separado.

Cuando aceptas la naturaleza de las cosas y te disuelves en ella, vas con ella. No das ningún paso propio, no tienes ninguna danza propia, ni siquiera una cancioncilla; la canción de la totalidad es tu canción, la danza del todo es tu danza,  tú ya no estás aparte. Simplemente sientes: "El todo es. Yo sólo soy una ola, que viene y se va, que llega y se marcha, siendo y no-siendo. Yo voy y vengo, el todo permanece. Yo existo a través del todo, el todo existe a través de mí"… Algunas veces toma forma y otras no. Algunas veces surge en el cuerpo y otras desaparece del cuerpo. Tiene que ser así, porque la vida tiene un ritmo. Algunas veces tienes que estar activo y en movimiento -una ola- y otras te vas a las profundidades y descansas, inmóvil.

La muerte es un cambio de ritmo moviéndose hacia lo otro. Pronto nacerás más vivo. La muerte es una necesidad: el polvo que se ha acumulado a tu alrededor tiene que lavarse; es la única manera de rejuvenecer. ¿Por qué crear un conflicto? Tú no mueres, sólo caen las hojas viejas para hacer espacio a las nuevas. Mueres aquí, naces allí: de la forma a la sin-forma, de la sin-forma a la forma; del cuerpo al no-cuerpo, del no-cuerpo al cuerpo; movimiento, quietud; quietud, movimiento… Este es el ritmo. Si te fijas en el ritmo no te preocupará nada: confía… Entonces tú no estás ahí, ni tampoco hay ningún otro. Los dos han desaparecido, ambos se han convertido en el ritmo del uno. Ese uno existe, ese uno es la realidad, la verdad.

"No dos"

"Para entrar directamente en armonía con esta realidad, cuando las dudas surjan simplemente di: No dos"… Cuando surja la duda, cuando te sientas dividido, cuando veas que está apareciendo una dualidad, di para tu interior: "No dos". Y hazlo con plena consciencia, inteligencia y comprensión… Siempre que sientas que el amor está surgiendo di "no dos", de otra forma el odio estará esperando; y cuando veas que el odio está surgiendo di: "No dos". Siempre que sientas un apego hacia la vida di "no dos"; y también cuando sientas miedo a la muerte… Si alguien te ha insultado y te ofendes di "no dos", porque el que insulta y el que se ofende son uno. Ese hombre no te ha hecho nada a ti, se lo ha hecho a sí mismo… El asesino y el asesinado son uno, ¿por qué preocuparse?; ¿por qué adoptar puntos de vista?; ¿por qué no fundirse en el otro? Porque el otro también soy yo; y el otro y yo también son Eso. Sólo existe el uno.

Siempre que se te plantee una confusión, dudas, una división, un conflicto, siempre que vayas a escoger algo, recuerda: "No dos". Tienes que hacerlo con comprensión, con consciencia. Si lo haces mecánicamente significa que en otro nivel permaneces en el yo, en el ego, luchando, violento, agresivo. Y las agresiones no están solamente en la guerra… La agresión es muy sutil, está en tus gestos. Fíjate: si estás dividido en yo y tú, tu mirada es violenta. Y cuando gritas, siempre que te enfadas, el motivo suele ser algo insignificante. Vas acumulando agresividad y de ahí, de pronto, desde esa ira acumulada, sale la agresión por algo sin demasiada importancia.

Di: "No dos" y entonces no hay nada que elegir, nada que te guste o te desagrade, puedes bendecir todo… Vas donde la vida te lleva; confías en la vida. Y la confianza no es una postura intelectual. Es una respuesta total al sentimiento de que sólo existe el uno, no dos… Repite silenciosamente: "No dos" y observa lo que ocurre. El conflicto desaparece. Aunque sólo desaparezca por un momento, será un gran fenómeno. Estás cómodo, de pronto no hay enemigo en el mundo, de repente todo es uno.

"En este "no dos" nada está separado, nada está excluido. No importa cuándo ni dónde, iluminación significa entrar en esta verdad"… Iluminación significa entrar en esta verdad de "no dos"… Siempre que te sientas dividido, que estás a punto de elegir, que te gusta una cosa en contra de otra, que empieza a aparecer y acumularse la tensión… di "no dos". La tensión se relajará y la energía será reabsorbida, transformándose en bienaventuranza.

Sexualidad: la energía acumulada y el tercer ojo

La vida te va llenado de energía. Y siempre que la energía acumulada es demasiada, el tercer ojo lo siente y empezarás a percibir que hay que hacer algo. A este tercer ojo los hindúes le han llamado el ajna chakra, el centro de mando, donde se dan las órdenes, la oficina desde donde el cuerpo recibe las órdenes… La Naturaleza ha construido un proceso: en cuanto acumulas demasiada energía, el tercer ojo presiona el centro del sexo, ambos se unen y empiezas a sentirte sexual. Se trata de un dispositivo automático creado por la Naturaleza en el cuerpo. Y a partir de ahí, existen dos caminos en la gestión de esa energía interior acumulada: descenderla o ascenderla.

Descenderla significa desahogarte. Así es como para la mayoría de la gente funciona el sexo: una medida de seguridad, porque se puede acumular tanta energía que puedes estallar. El sentimiento de sexualidad no es más que un dispositivo para evidenciar la acumulación de energía. Y una de las maneras de usar tu energía es sintiendo placer a través del desahogo.

La otra forma es decir: "No dos". Yo soy uno con el Universo. ¿Dónde desahogarla?; ¿con quién hacer el amor?; ¿dónde echarla? No hay ningún lugar distinto a mí, yo soy uno con el Universo. Entonces, al no hacerla descender del tercer ojo, al no desahogarte, empieza a ascender. Y llega así al último chakra, el séptimo centro, situado en la cabeza por encima del tercer ojo y al que los hindúes llaman sahasrara: el loto de los mil pétalos.

Estos son los dos caminos posibles para usar tu energía interior acumulada. Cuando la haces descender, hay placer. Cuando no te desahogas y permites que ascienda desde la compresión consciente del "no dos", la energía alcanza el sahasrara y hay bienaventuranza. Y ten en cuenta que el placer y el sentimiento de bienestar que el descender la energía provoca sólo puede ser momentáneos, pues el desahogo es pasajero y genera una sensación efímera. Sin embargo, la bienaventuranza puede ser eterna, porque la energía no se descarga sino que se reabsorbe. El centro de la descarga es el sexo, el primer centro o chakra; y el centro de la reabsorción es el séptimo, el último. Ambos son los extremos de un mismo fenómeno energético. Desde un extremo, al desahogarte, la energía se descarga; te sientes relajado porque ahora no hay energía para hacer nada y te duermes. Es por eso que el sexo ayuda a dormir. Y si te vas al otro extremo, en el que la energía se reabsorbe, el loto de los mil pétalos se abre y sigue abriéndose y abriéndose. No tiene fin, porque la energía vuelve hacia el interior, es reabsorbida.

Puedes llegar desde el sexo a la superconsciencia. Este loto de mil pétalos es el centro de la superconsciencia. Así que cuando vuelvas a sentirte sexual di "no dos" con comprensión, consciente, en alerta. Y de pronto sentirás que algo está pasando en la cabeza: la energía que solía caer hacia abajo se está moviendo hacia arriba. Y una vez que alcance el séptimo centro, será reabsorbida. Entonces te vas convirtiendo en más y más en energía; y la energía es deleite, éxtasis. Ya no hay necesidad de descargarla porque ahora eres el ser infinito... Puedes absorber el infinito, el todo, y aún quedará espacio… Este cuerpo es estrecho; tu consciencia, inmensa. Este cuerpo es una taza pequeña; un poco más de energía y se desborda. Tu práctica sexual es el desbordamiento de la taza, del cuerpo estrecho. Pero cuando el sahasrara se abre, un loto de mil pétalos se abre en tu cabeza; y va abriéndose y abriéndose sin fin. Aunque el todo se derrame sobre ti, todavía quedará un espacio infinito.

Se dice que un buda es más grande que el Universo. No su cuerpo físico, por supuesto, pero el Buda sí lo es porque el loto se ha abierto. Ahora este Universo no es nada; millones de Universos pueden caer en él y ser reabsorbidos. Puede seguir creciendo. Es perfecto y todavía sigue creciendo. Esta es la paradoja; porque nosotros pensamos que una perfección no puede crecer. La perfección también crece; crece hacia ser más perfecta y más perfecta. Sigue creciendo porque es infinita… Este es el vacío del que habla Buda: shunyata. Cuando tú estás vacío, todo el Universo puede caber en tu interior y todavía queda un espacio infinito, más Universos pueden caber en ti.

Tú eres el todo

"Y esta verdad está más allá del aumento o la disminución en el tiempo o el espacio"... Para esta verdad el tiempo y el espacio no existen. Ha ido más allá, nada la limita. Es más grande que el espacio y el tiempo… "En ella, un solo pensamiento dura diez mil años"; y un simple movimiento, eternidad… Puedes ver el cuerpo tuyo o de alguien, pero el cuerpo no es tú ni él: somos la consciencia que no podemos ver. El cuerpo nace y muere; la consciencia no ha nacido nunca y nunca morirá. Esta consciencia iluminada es la mismísima raíz de toda la existencia; y también su florecimiento. No se puede decir dónde se halla esta consciencia porque ¡está en todas partes! Mejor aún: "todas partes" están en ella.

Ambos, el tiempo y el espacio existen en la consciencia y esta consciencia no existe en el tiempo y el espacio. No podemos decir en qué momento del tiempo existe esta consciencia iluminada. Sólo podemos decir que todo el tiempo existe en esta consciencia. Esta consciencia es más grande; y tiene que ser así. ¿Por qué?... Puedes observar el tiempo y decir: "Es por la mañana, o es mediodía o ahora es por la tarde. Ha pasado un minuto, un año o una era". Este observador, esta consciencia, tiene que ser más grande que el tiempo, sino ¿cómo podría observarlo? El observador tiene que ser más grande que lo observado. Tú puedes ver el espacio, puedes ver el tiempo; por lo tanto, ese que ve dentro de ti debe ser más grande que ambos.

Una vez que ocurre la iluminación, todo está en ti. Todo empieza a moverse en ti… Los mundos surgen de ti y se disuelven en ti porque tú eres el todo.

==========================================================
Fuente: Extracto del capítulo 9 de "El Libro de la Nada", de Osho, realizado por Emilio Carrillo.
♡♥♡♡♥♡♡♥♡♡♥♡♡♥♡♡      ♥♡♡♥♡♡
Extraido del blog: http://emiliocarrillobenito.blogspot.com.es/2014/08/ni-esto-ni-aquello.html?m=1

==========================================================

jueves, 28 de agosto de 2014

EL RECONOCIMIENTO



                                                             DESDE LAS PLEYADES


                                                            EL RECONOCIMIENTO


MUCHAS VECES BUSCAMOS LA REAFIRMACION NUESTRA EN LOS DEMAS,BUSCANDO EL RECONOCIMIENTO Y SUPLICANDO QUE NOS QUIERAN.
INTENTANDO AGRADAR A TODO LO QUE EXISTE A NUESTRO ALREDEDOR PARA LIBRARNOS DE LOS SENTIDOS DE CULPA.

CUANDO NOS SUCEDE ESTO,USUALMENTE ES PORQUE NOS QUEREMOS POCO Y NO NOS GUSTA ESTAR CON NOSOTROS MISMOS.

LOS HABITOS SON TREMENDAMENTE PODEROSOS YA QUE ENTRAN A FORMAR PARTE DE NUESTRAS VIDAS EN UNA ETAPA DE POCO DISCERNIMIENTO COMO ES LA INFANCIA.DESDE AHI FORMAMOS LA BASE DE LA PIRAMIDE QUE LUEGO SOSTENDRA NUESTRAS VIDAS.

LOS SISTEMAS DE CREENCIAS QUE HEMOS IDO HEREDANDO Y QUE NUNCA HEMOS CUESTIONADOS DANDOLOS TODOS POR VALIDOS HAN IDO EROSIONANDO NUESTRA EVOLUCION DESDE UN ASPECTO MENTAL PERO SIN EMBARGO NI HAN ROZADO EL CAMINO DEL CORAZON.ESTE SIEMPRE ESTA VIRGEN Y LIMPIO.

POR ELLO EL MINIMO COMUN MULTIPLO PARTE DE ESE CAMINO,SI NO FUERA ASI SERIA COMPLETAMENTE IMPOSIBLE EL IR ROMPIENDO DICHOS ESQUEMAS MENTALES.

EL DESPERTAR,ES EL DESPERTAR DE ESE CAMINO,EL IR PERCIBIENDO QUE AUNQUE LA MENTE TE PREDISPONGA A REALIZAR ALGO,HAY QUE FILTRARLO POR EL SENTIMIENTO Y CONFIAR EN SUS PULSACIONES.

CUANDO UNO ESTA BAJO DE LA PRESENCIA QUE NOS MARCA ESTE CAMINO Y NOS VOLVEMOS A ADENTRAR EN EL REMOLINO MENTAL SABEMOS QUE TENEMOS QUE REGRESAR,.EN ESTE MOMENTO SOMOS AUTENTICOS BEBES ESPIRITUALES.

ESTAMOS EMPEZANDO A CAMINAR CON LO CUAL NOS CAEREMOS MUCHAS VECES HASTA LOGRAR EL EQUILIBRIO Y POCO A POCO LOGRAR LA ESTABILIDAD DESEADA.

VAMOS DE PINTO A VALDEMORO,HAY DIAS QUE NUESTRA COMPRENSION ENTRA EN LA CLARIDAD MAS ABSOLUTA Y DIAS DE OFUSCACION TOTAL.

ASI ES LA EXPANSION DE LA CONSCIENCIA,DE FORMA ONDULAR,SUBIDAS Y BAJADAS PERO LO IMPORTANTE ES SER CONSCIENTE DE ELLO.

EL DISCERNIMIENTO NOS IRA LIMPIANDO DE LO QUE YA NO TIENE CABIDA EN NUESTRAS VIDAS Y DE FORMA NATURAL ENTRAREMOS EN LA DINAMICA CONSCIENCIAL MAS OPORTUNA PARA CADA UNO.

TODO SER HUMANO ENCARNADO HA VENIDO PARA EXPERIMENTAR LA DUALIDAD Y ASI IR EVALUANDO MEDIANTE EL APRENDIZAJE NUESTRA EXPERIENCIA DE VIDA.

RESPIRA Y FLUYE NOS PREDICAN MUCHOS SERES,PERO PARA LLEGAR A ESA CONCLUSION TENEMOS QUE PASAR POR MULTIPLES EXPERIENCIAS.

CADA VEZ QUE DESDE UNA PERSPECTIVA DUAL CREAMOS QUE HEMOS COMETIDO UN ERROR,NOS TENEMOS QUE DAR MAS AMOR A NOSOTROS MISMOS YA QUE EL AMOR NOS HACE INTEGRAR LA EXPERIENCIA.

EN FIN YA QUEDA MENOS PARA SALIR DEL TACA TACA JAJAJA

miércoles, 27 de agosto de 2014

- Eres toda la existencia, meditación - Del libro "La ascensión de la energía de vida II" Osho.


"Amado, en este momento, dejá que tu mente incluya el conocimiento, el aliento y la forma…"

 

Esta técnica es un poco difícil, pero si la podés hacer es maravillosa, bellisima…Sentate como para meditar, y no dividas nada…incluí todo: tu cuerpo, tu mente, tu respiración, tu pensamiento, tu conocimiento, todo; incluí todo, no dividas; no fragmentes nada…Comúnmente nos la pasamos fragmentando; decimos:

 

"Yo no soy el cuerpo…" -por supuesto, hay técnicas que se basan en eso, pero esta es totalmente diferente, más bien lo opuesto…

 

Por eso, ahora no dividas; ahora no digas:

 

"Yo no soy la respiración" ni tampoco digas:

 

"Yo no soy la mente"

 

Solamente decí:

 

"Yo soy todo y lo sé todo…"

 

No fragmentes nada adentro tuyo…Esto es una sensación; con los ojos cerrados, incluí adentro tuyo todo lo que existe; no te centres en nada -mantenete sin centro…El aliento va y viene, el pensamiento va y viene, la forma de tu cuerpo va a ir cambiando, y esto nunca lo observaste...

 

Si te sentás con los ojos cerrados, por momentos vas a sentir que tu cuerpo es grande, otras veces que es pequeño, otras que es muy pesado, otras veces que es ligero y liviano, como si pudieras volar…Podés sentir este aumento y disminución de la forma, solamente cerrá los ojos y sentate y por momentos vas a sentir que tu cuerpo es muy grande, tan grande que llena toda la habitación, y otras veces que es tan pequeño que es casi atómico…¿porqué cambia de forma? A medida que va cambiando tu atención, también cambia la forma de tu cuerpo…si sos incluyente, va a hacerse más grande; en cambio si excluís -"yo no soy esto, yo no soy aquello"- entonces va a hacerse muy pequeño, muy diminuto y atómico...

 

Incluí todo en tu ser y no descartes nada; no digas:

 

"Esto no soy yo", decí:

 

"Yo soy", e incluí todo...

 

Si podés hacer esto solamente sentándote, magnífico; van a pasarte cosas absolutamente nuevas... Vas a sentir que no hay centro, que en vos no hay centro; y sin centro no hay yo, no hay ego; solamente queda la conciencia -la conciencia como un cielo que cubre todo…y cuando crece, no solamente va a incluir a tu propia respiración, no solamente va a incluir a tu propia forma, en última instancia, todo el universo va a estar incluido en vos…El punto básico es acordarte de la inclusividad; no excluyas, esta es la clave para este sutra: inclusividad, incluir…por eso, incluí y crecé, incluí y expandete…Tratá de hacerlo con tu cuerpo y después tratá con el mundo exterior también…

 

Sentate abajo de un árbol; miralo, después cerrá los ojos y sentí que el árbol está adentro tuyo…Mirá al cielo; después cerrá los ojos y sentí que el cielo está también adentro tuyo…Mirá la salida del sol; después cerrá los ojos y sentí que el sol está saliendo adentro tuyo…sentíte más incluyente…

 

Vas a pasar por una tremenda experiencia…Cuando sientas que el árbol está adentro tuyo, en seguida vas a sentirte más joven, más fresco; y esto no es imaginación, porque el árbol y vos, ambos, pertenecen a la tierra; los dos tienen sus raíces en la misma tierra, y en última instancia, en la misma existencia…Por eso, cuando sientas que el árbol está adentro tuyo, es porque realmente está adentro tuyo -no es tu imaginación- y en seguida vas a sentir el efecto: vas a sentir en tu corazón la vida del árbol, su verdor, su frescura, la brisa que pasa a través de él…todo…por eso, incluí más y más a la existencia, en vez de excluir…

 

Acordate de esto: hacé del incluir un estilo de vida -no solamente en tu meditación, sino también como un estilo de vida en sí mismo, como una forma de vivir…tratá de incluir cada vez más; cuanto más incluyas, más vas a expandirte, más retroceden tus fronteras hasta los confines de la existencia…y de pronto, un buen día, sos y en vos está incluida toda la existencia…Esta es la última de todas las experiencias religiosas…

EXTRACTO DE:
"LA ASCENSION DE LA ENERGIA DE VIDA II"
OSHO

sábado, 23 de agosto de 2014

Tomos somos ALIENS: Científico afirma que el descubrimiento de plancton en la EEI es prueba que la vida vino a la Tierra desde el espacio exterior.


Prof. Chandra Wickramasinghe. Foto de archivo.La controversia está servida. Tras el descubrimiento por parte de los cosmonautas de plancton marino en una de las ventanas de la Estación Espacial Internacional, científicos han sumado otro punto a la Panspermia al afirmar que se trata de una nueva prueba sobre el origen extraterrestre de la vida en la Tierra. Prof. Chandra Wickramasinghe. 


Foto de archivo.
Mientras que las primeras declaraciones de los expertos rusos dicen que estos diminutos organismos fueron llevados a la estación por corrientes aéreas desde el mar, donde hay plancton en abundancia, otros argumentan que eso es imposible, y afirman que el plancton llegó a la EEI procedente de algún lugar del espacio.

Estación Espacial Internacional (EEI). El descubrimiento fue hecho esta semana por los cosmonautas Olek Artemyev y Alexander Skvortsov mientras se realizaba un experimento que consistía en tomar muestras de los equipos de iluminación y la superficie de la estación. Los microorganismos encontrados no son nativos de Baikonur, Kazajistán, de donde despegaron los módulos rusos de la estación. Por ende, no pudieron ser acarreados al espacio desde los lanzamientos —aunque existe la posibilidad que hayan sido transferidos desde las partes estadounidenses de la EEI, ya que la mayoría de lanzamientos de la NASA son en lugares cercanos al Océano Atlántico. «Los resultados del experimento son absolutamente únicos. Hemos encontrado restos de plancton de mar (…). Esto debe estudiarse más a fondo», informó el cosmonauta Vladimir Soloviev, jefe de una de las misiones orbitales rusas. El sorprendente hallazgo fue posible gracias a equipos de alta precisión, aunque los científicos reconocieron que ignoran cómo llegaron esas partículas microscópicas a la EEI.
Estación Espacial Internacional (EEI). El profesor Chandra Wickramasinghe, del Centro de Astrobiología de Buckingham, dijo que organismos del tipo algas, o diatomeas, se han hallado previamente en meteoritos que cayeron a nuestro planeta. «Se han encontrado diatomeas en meteoritos en Sri Lanka y no existe aún ninguna prueba de dónde pueden haber venido. (…)
Esta es la primera vez que tenemos evidencia que apunta directamente a organismos vivientes complejos cayendo desde los cielos. La Estación Espacial está orbitando la Tierra en un vacío total, no hay aire, por lo que desafía por completo las leyes de la física el decir que estos organismos volaron al espacio desde nuestro planeta», sostiene Wickramasinghe. «La única explicación es que procedan de otro lugar en el espacio, y eso apoya viejas teorías sobre que el plancton, y por lo tanto toda la vida en la tierra, partió desde organismos en el espacio. Todo lo que hay en la Tierra deriva del espacio exterior, incluyendo los humanos», concluye el científico. Por otro lado, el profesor Milton Wainwright, microbiólogo de la Universidad de Sheffield, dice que experimentos anteriores llevados a cabo por su equipo, hallaron evidencia de diatomeas a 27 km sobre la superficie de la Tierra.
Aunque esta vez la distancia en donde fueron detectados los organismos es muy superior, la EEI está a 250 km de distancia. «Es extraordinario y no hay otra explicación posible. Estos organismos vinieron del espacio en primer lugar, no pudieron llegar allí volando desde la Tierra. Este es el punto de inflexión para que la ciencia avance hacia la idea que la vida viene continuamente a nuestro mundo, y así también sucedió en el remoto pasado», dijo Wainwright.
En cuanto al plancton, la NASA todavía no ha confirmado otros hallazgos similares ni se ha pronunciado al respecto.

NO EXISTE NADA AFUERA

No existe nada afuera, solo existen pensamientos en mi mente, está frase viene del Ho'oponopono. Un curso de Milagros también dice que no hay nada afuera de nosotros.

¿Cómo entendemos esto? Sé que resulta algo complicado, …mé extenderé más allá de los sentidos físicos.

La ilusión nos muestra que estamos separados, pero en realidad lo que sucede es que si te ataco, me estoy atacando, si te perdono, me estoy perdonando. Si no estoy pensando pacíficamente en ti, tampoco estoy pensando pacíficamente en mí.

Cuando oigo noticias en la televisión o algún amigo o conocido me cuenta algún suceso ocurrido de esos que crean en mí, impotencia, malestar, enseguida quiero hacer algo para cambiar el mundo. Me nace un sentimiento de incapacidad y rabia y solo se calma cuando recuerdo que el mundo que percibo no es real, está en mí.

Me olvido completamente de que el mundo que percibo, está en mi mente, y que esa sensación de rabia e impotencia es mía, nace desde mi interior. Es fácil atribuirla a algo exterior, pero aquello que llega a mis oídos es porque hay algo en mí que cree en eso y lo atraigo o lo estoy creando. Por lo tanto aparece quién me lo cuente.

Si no fuera una creencia mía, nada entraría en mí que me alterara. Mi mundo soy yo.

Todo el tiempo sin darme cuenta estoy reflejando mis creencias en el mundo y deseando que el mundo cambie a mi antojo, que cambie de la manera que yo considero sería mejor. Que el mundo sea un mejor lugar para todos, que nadie sufra de escasez, que la gente sea feliz y lo demuestre y que todos vivamos en paz.

De una manera u otra el universo se encarga de mostrarme mis creencias reflejadas en la pantalla de mi vida. No tengo que entender como sucede esto ya que la mente consciente no tiene la capacidad de entender prácticamente nada, no fue diseñada para ello. Apenas capta menos del 1% de aquello que realmente sucede.

Esa misma necesidad de cambio es aquello que yo estoy reflejando y experimentando; más necesidad de cambio.

Veo en mi mundo a otros que también quieren cambiarlo ¿Por qué el mundo no cambia si tantos queremos el bien para nuestro mundo?

Entonces me pregunto, ¿Qué estoy creando? Y es cuando me doy cuenta que lo que estoy expandiendo es mi necesidad de que algo cambie. Estoy enfocada en la resistencia a algo y no en la aceptación, la paz y la tranquilidad en mí. Por lo tanto estoy creando más deseos de cambio, más frustración y más quejas acerca de mi realidad, estoy creando más de aquello que quiero cambiar.

Mi consciencia está haciendo lo contrario a lo que deseo, porque el deseo es lo que se está expandiendo y no el resultado. Expando la necesidad de cambiar algo. Y no hay manera de cambiar aquello que no existe.

El mundo está en mi mente, el mundo no es real. Nada existe allá afuera. El mundo que veo es el retrato de mi manera de pensar.

El mundo es la pantalla donde todas nuestras creencias se hacen realidad. Pero no existe, no es real, es tan solo un holograma de mi estado mental.

Es extraño esto y a mí me resulta difícil este entendimiento, pero todo es una ilusión, yo soy la creadora de lo que experimento. No existe nada allá afuera, solo son pensamientos en mi mente.

Nada que haga desde el afuera para solucionar el mundo puede funcionar porque él es tan solo mi proyección y las proyecciones no pueden cambiar, las proyecciones son ilusiones, no son reales, no existen.

No hay nada que hacer para que el mundo cambie. Pero si recuerdo quién realmente soy y si logro salir del velo que cubre mi visión, allí es cuándo podré ver un mundo perfecto como en realidad es y ver a mis hermanos en su esencia y tal como realmente son. Mis hermanos no están separados, todos ellos son parte de mí.

El mundo no puede cambiar, el cambio está en mi percepción.

Al usar los sentidos internos es más fácil oír la voz de Dios, ver desde el corazón y hablar a través del amor.

Solo cuando volvamos a recordar nuestra esencia y sentirla es cuando veremos un mundo de amor porque lo que se reflejará de nosotros es eso, amor. Nada que no sea amor, es real.

No necesitamos cambiar nada, porque ya somos perfectos, solo tenemos que salir del miedo para ver el mundo desde el amor.

Mientras siga viendo un mundo de violencia, de injusticias, de desamor, eso es en lo que me estoy enfocando y no estoy siendo puro de corazón, estoy viendo a través de mis memorias y mi programación.

La realidad que vivimos es parecida a una pantalla de cine, si queremos cambiar la película tenemos que cambiar lo que está en el proyector. Lo que estamos proyectando está hecho de ondas vibratorias y lo que hacemos es sintonizar con nuestros sentidos a esa realidad. Es como una radio, todas las emisoras están sonando al mismo tiempo, yo escojo con cual voy a sintonizar.

Toda la realidad exterior que percibimos, en realidad, es tan solo una construcción mental. Nosotros creamos nuestra versión del mundo tal como lo vemos, incluyendo a quienes pareciera que compartieran este mundo con nosotros.

La versión que recibimos de la realidad es aquella que nosotros creamos. Tu eres el único que está allí en tu mundo, nadie de los que están allí son reales. Ellos en realidad están en su mundo cada quien, tal vez con una versión tuya en su realidad. Todas las personas de mi mundo son hologramas. Estamos en este universo, hacemos parte de él y lo más importante es que todo el universo está dentro de nosotros.

Si quiero cambiar el mundo comienzo por mí, comienzo a irradiar luz e información.

Como tú no eres realmente como yo te imagino, tú eres mi otro yo, espero haberlo comprendido….

Pero sobre todo, desde mi corazón te digo….
Te amo.

Jocelyne Ramniceanu
FUENTE http://todomikeg.blogspot.com.es
Extraido del blog:
"El sendero del mago"

martes, 19 de agosto de 2014

MAESTROS ASCENDIDOS




                                                           DESDE LAS PLEYADES

                                                       MAESTROS ASCENDIDOS



TODOS LOS QUE CONSIDERAMOS MAESTROS ASCENDIDOS TUVIERON QUE PASAR POR ESTE AULA DE APRENDIZAJE LLAMADA TIERRA.

TODOS TUVIERON QUE EXPERIMENTAR LA DUALIDAD ,PARA PODER TRASCENDERLA Y LUEGO PODER AYUDAR EN ESTA TRANSICION.

FUERON SERES QUE ATRAVES DE LAS ENCARNACIONES LLEGARON A UN NIVEL DE COMPRENSION QUE YA NO TENIA SENTIDO SEGUIR EXPERIMENTANDO.

SU GOZO ES VER COMO LA HUMANIDAD SE TRASCIENDE A SI MISMA LLEGANDO A LOS NIVELES CONSCIENCIALES QUE ELLOS DISFRUTAN.

SERES QUE ELEVARON SU FRECUENCIA VIBRATORIA A UN EXTASIS SOSTENIDO EN EL AMOR INCONDICIONAL.

SERES SEGURAMENTE TACHADO DE LOCURA DENTRO DE SUS ENCARNACIONES,PERO QUE POSEIAN LA SUFICIENTE CONFIANZA PARA CREER EN ELLOS MISMOS Y QUE NADA NI NADIE IMPIDIERA SU DESARROLLO.

SERES QUE SE TUVIERON QUE AMAR MUCHO A SI MISMOS PARA QUE SUS MENTES INQUIETAS NO IMPIDIERAN LA TRANSICION.

ESTOY CONVENCIDO QUE TODOS LOS INSABORES QUE SE NOS PRESENTAN EN LA DUALIDAD Y QUE VALORAMOS COMO BUENO Y COMO MALO,FORMAN LA BASE DE LA PIRAMIDE PARA EL ASENTAMIENTO DE NUESTRA CONSCIENCIA.

ABSOLUTAMENTE TODOS LOS QUE ESTAMOS AQUI ESTAMOS APRENDIENDO Y RECORDANDO.

HAY UNA GRAN ASOCIACION ENTRE LOS DOS ELEMENTOS ANTERIORES,A MEDIDA QUE EL APRENDIZAJE A NIVEL EXPERIENCIAL ES MAS COMPLETO,EL RECUERDO VA AFLORANDO.

EL ALMA SE HACE CARNE COMO VEHICULO PARA SEGUIR EXPERIMENTANDO.

EL TRAYECTO ES DURO PERO TREMENDAMENTE ENRIQUECEDOR,PUES A MEDIDA QUE TRASCIENDES MEDIANTE LAS EXPERIENCIAS ES UNA BOCANADA DE AIRE FRESCO QUE NOS ENTRA.

EL JUEGO CONSISTE EN QUE NUESTRA DIVINIDAD QUIERE EXPERIMENTAR EL GOZO DE SENTIRSE ELLA MISMA A TRAVES DE LA DENSIDAD MAS ABSOLUTA TASCENDIENDOLA POCO A POCO.

EL MAESTRO ASCENDIDO ESTA ALGO MAS CERCA DE SU DIVINIDAD,HACE DE AVANZADILLA PARA QUE EL RESTO PODAMOS SEGUIRLES.

EN EL UNIVERSO HAY JERARQUIAS DE AMOR QUE VAN TRAZANDO LOS CAMINOS DE REGRESO.

CUANDO COMPARTIMOS INFORMACION LA VAMOS CONCENTRANDO EN NUESTROS CAMPOS ELECTROMAGNETICOS PARA SEGUIR IRRADIANDOLA.

SE PRODUCE UN CONTAGIO DE AMOR.

miércoles, 30 de julio de 2014




                                                          DESDE LAS PLEYADES






Thich Nhat Hanh, ha recibido recientemente esta hermosa y conmovedora carta de uno de sus estudiantes en Irlanda. Con permiso del autor, nos pidió que lo pusiéramos en la web para que pudiera leerla toda la comunidad.

EIRE (Irlanda)
Querido Thay:
Hace poco más de ocho años, tal vez diez, solía conducir después del trabajo hasta las montañas de Dublín noche sí noche no y aparcaba al borde del acantilado. Liaba y fumaba un porro tras otro y lloraba y lloraba y lloraba. Me gustaba conducir el automóvil hasta el borde del precipicio y tratar de reunir el valor para no parar y poner allí fin a mi vida. Era un lugar muy hermoso. Las montañas descienden a los lados hasta un bello y verde valle atravesado por un hermoso río. Un bello lugar para morir, pero no fui capaz de hacerlo. Lloraba durante casi todo el camino a casa y me iba a la cama.
La mañana siguiente y cada mañana siguiente me llevaban a la tortura de otro día, y luego llegaba el fin de semana y yo iba y bebía y bebía y bebía, luego fumaba porro tras porro tras porro. Todo para agotar y apagar el dolor dentro de mí.
Entonces llegué al límite de mi vida.
Trabajaba en una oficina. Tenía “mucho éxito en mi trabajo”, trabajo que me estaba matando. Cada mañana, cuando entraba en ese lugar, un edificio de oficinas, podía sentir cómo mi alma se quedaba fuera. Mi parte hermosa nunca entró y yo estaba empezando a morir. Tenía unos 35 años.
Años atrás uno de mis mejores amigos se había suicidado: se llamaba B__ R__. Escribo aquí su nombre porque merece ser escrito. Era un hombre encantador.
Crecimos juntos, nos peleamos juntos, jugamos juntos y éramos grandes amigos. Fue una gran sorpresa para mí -su muerte-.
Siempre pensé que yo sería el primero en morir.
Bueno, estando al límite de mi vida me vino una voz: “T, ¿qué es lo que más te dolería no haber hecho antes de morir?” Y la respuesta llegó de inmediato.
Poesía. Siempre amé la poesía, pero nunca había llegado a vivirla. Entonces me di cuenta de que estaba viviendo mi vida de la forma en que yo creía que mi madre y mi padre querían que la viviera. En resumen: estaba tratando de ajustarme a la idea de “éxito” de mis padres.
Sabe, mi padre era un hombre muy violento. Pegaba a mi madre muchas, muchas, muchas veces. Y me pegaba a mí y a mis tres hermanos. Yo vivía con un gran temor a mi padre. Y lo odiaba mucho.
Él solía decirme que no llegaría a nada, que sería un fracasado.
Señalaba a mi hermano pequeño y a él le decía que crecería y llegaría a ser un gran hombre.
También sufrí abusos sexuales por parte de dos personas de fuera de mi familia.
Esto ocurrió en dos ocasiones.
Así que desde muy pequeño quería firmemente morirme.
Sin embargo, los veranos eran muy hermosos.
Los pasaba en la granja de mi tío en el condado de Sligo y fue allí donde nos permitieron ser niños. Jugábamos desde el amanecer hasta el anochecer como lo hacen en verano los niños felices. Mi tío, J__M__, le dijo a mi padre a la cara que mientras él estuviera cerca, nadie -y señaló a mi padre- nos haría daño.
Le dijo que se fuera y cuando dijo todo esto sentí una muy hermosa alegría y mucha paz.
He mencionado el nombre de mi tío ya que también merece ser escrito.
La misma la voz que me había preguntado acerca de lo que me habría gustado hacer dio la respuesta, y en ese momento decidí que iba a hacer todo lo posible por vivir.
Y vivir de la forma en que yo quisiera vivir.
Sentí que me quitaba un gran peso de los hombros.
Empecé una licenciatura en Poesía. Era como volver a casa. Para mí no suponía “estudiar” nada. Estaba atravesando una puerta de la que aún tengo que emerger.
Renuncié a mi trabajo “exitoso” y me entregué a la poesía. En realidad no escribo poesía, Thay, decidí vivirla.
Hasta donde era capaz, por primera vez en mi vida sentía que estaba viviendo.
Disminuí la bebida hasta una copa al mes más o menos, tal vez cada seis semanas.
Seguí fumando porros y a veces tomaba mucha cocaína. De hecho, empecé a hacerlo con regularidad hasta que se convirtió en un problema para mí.
Pero, sabe, una vez que había atravesado la puerta de la poesía, no había vuelta atrás. Renuncié a la cocaína.
En realidad, no renuncié a ella. Tan solo la dejé.
Y entonces conocí a otro hombre hermoso llamado C__S___. Un nombre que realmente merece ser escrito. Él me inició a la plena consciencia.
Antes de encontrarle, sufrí en una ocasión impulsos suicidas muy graves.
Deseaba conducir hasta una playa del oeste de Irlanda y seguir hasta entrar en el océano.
Recuerdo que era la víspera de Navidad. Estaba muy borracho, de camino a la playa mi coche se averió. Era tarde en la noche y un automóvil de la policía se detuvo detrás de mí.
El agente salió del auto y llamó a mi ventanilla, que bajé. Me preguntó si estaba bien y yo tan solo me eché a llorar y le dije que estaba borracho y quería suicidarme.
Él se quedó conmigo y me habló, no me dijo su nombre, era un hombre hermoso. Me dijo que todo se arreglaría.
Otro amigo mío, un fotógrafo llamado W__H__, quería hacer una exposición acerca de las personas que habían intentado suicidarse o tenían fuertes tendencias suicidas. Me preguntó si conocía a alguien que estuviera en esta situación, porque sabía que uno de mis amigos lo había llevado a cabo.
Le conté mi historia y reunió a un grupo de personas que habían sobrevivido a sus crisis y las habían superado. Uno de los miembros de ese grupo era C__S__. Y él fue quien me inició a la plena consciencia. Después de la primera clase (era una vez a la semana) empecé a meditar todos los días. Dejé de fumar porros, dejé de beber en exceso. Mi vida empezó a cambiar realmente.
Mi último año de la licenciatura en Poesía fue el más bello de todos.
No fumaba, no bebía ‒salvo una copa de vino tal vez cada tres días‒ y no tomaba drogas. Y nunca “renuncié” a ninguna de ellas. Simplemente me abandonaron.
Cada mañana, antes del desayuno, meditaba quizá durante una hora o 40 minutos. Así empezaba el día. Visitaba a una adorable psicoterapeuta.
Le confié mi historia de maltrato y abusos y la dejé después de un año. Siempre había querido vivir en el oeste de Irlanda, así que siguiendo mi instinto poético me trasladé al oeste.
Sin embargo, mi corazón aún estaba herido. Me aislé. Pero meditaba todos los días.
C__S__ me facilitó un CD de Thich Nhat Hanh. Hermoso. Meditar en soledad era muy bueno, pero decidí comprobar si había un grupo de practicantes en mi localidad.
En ese tiempo, mi tío J__, que vivía en la región de Sligo, estaba en muy mal estado de salud. Era un granjero soltero que ahora era incapaz de cuidar de sí mismo.
Tenía más de setenta años y se había convertido en un anciano. Vivía en condiciones miserables en una casa de campo que en su día había sido hermosa y no quería abrir la puerta a nadie.
Tenía una úlcera en una pierna y no podía caminar muy lejos. Las ratas pululaban por la casa, el cuarto de baño ya no funcionaba, tenía un calentador muy pequeño que usaba al mínimo de temperatura y permanecía sentado en una silla la mayor parte del día.
Si el día era soleado, salía hasta su automóvil (que ya no funcionaba) y dormía unas horas en él. No podía subir las escaleras hasta su helado dormitorio, por lo que al llegar la noche se ponía una manta sobre la cabeza y dormía en la silla.
Esta situación duró cinco años. La gente comenzó a aprovecharse de su granja. Voy a tratar de explicar brevemente el carácter de mi tío.
Le ofrecieron 1.200.000 euros por un pedazo de tierra de su propiedad que tiene acceso a un hermoso lago. Dijo que no: la oferta se elevó a 1.500.000 millones. Mi tío preguntó si se mantendría el derecho de paso para que todos pudieran disfrutar del lago.
Y esa tierra tenía también muchos árboles centenarios que temía que fueran destruidos. No pudieron darle ninguna garantía, por lo que rechazó la oferta. Un hombre maravilloso.
Mientras ocurría todo esto, yo era incapaz de ir a verle porque vivía mi propia lucha por la supervivencia. No podía ir a ese antiguo y hermoso lugar que había sido un refugio para mí. No tenía fuerzas para ir allí y ver el estado de mi tío. No podía hacer nada por él.
Seguí meditando y localicé una sangha en Sligo que meditaba en la tradición de Plum Village de acuerdo con las enseñanzas de Thich Nhat Hanh.
Ahí es donde voy cada lunes por la noche a las 20:00. Y cada día mi práctica se hacía más profunda. Y comencé a visitar a mi tío. Empecé a visitarle con regularidad.
Me pareció muy difícil visitarlo debido a la miseria y la depresión que le rodeaban. Era como entrar en una espesa nube negra.
Él nunca había fumado o bebido en su vida. Siempre había estado en muy buena forma: corrió y caminó por Irlanda como el que más.
Y siempre fue una persona amable -el único hombre que he conocido que nunca perdió la paciencia y que trataba a todo el mundo con gran amabilidad-. Fue muy difícil para mí verlo en un estado tan penoso.
Toda su forma de vivir había desaparecido. Algunos de sus amigos habían muerto y la agricultura había cambiado también. La mayoría de las veces cada vez que lo dejaba me echaba a llorar. Pero también me alegraba de largarme de allí.
Lo llevaba al hospital regularmente a causa de la úlcera de su pierna, que estaba empeorando cada vez más. También le llevaba cada semana a la enfermera del servicio de salud. Tal vez dos veces por semana.
Y cada mañana yo estaba “Inspirando…, espirando…. “. Esto era lo que me daba fuerzas para seguir visitando a mi tío.
En el invierno de 2010 (noviembre) tenía que ir a pasar un fin de semana de poesía en el norte de Irlanda. Antes de irme, decidí hacer una visita a mi tío. La temperatura aquel invierno era de entre 10-15 grados. El día en que fui a ver a mi tío, estaba nevando y el frío era glacial.
Sabía que si mi tío se quedaba en esa casa en el campo, moriría. Así que lo llevé al hospital e intenté que lo ingresaran.
Pero después de darle una cena y vendar su pierna, se negaron.
Yo estaba destrozado porque quería ir a aquel festival de poesía. ¡Tenían que ingresarlo! Pero no lo hicieron, así que en lugar de girar a la izquierda para llevarlo a su casa, giré a la derecha y lo traje a la mía. No le dije nada. Tan solo lo llevé de vuelta a la casa que tengo en alquiler y lo instalé en el dormitorio libre. Y ha estado conmigo desde entonces.
En 2012, anunciaron que Thay vendría a Irlanda. ¡Y a Killarney! Así que reservé inmediatamente una plaza para el retiro.
Ese fue el comienzo de algo muy especial para mí.
La primera noche dio usted la orientación, y sus palabras fueron como néctar para mí. Nos dijo que volviéramos a nuestras raíces.
Era como si toda la vida hubiera estado esperando a que usted viniera y dijera lo que dijo esa noche y los días siguientes. El poder de ese retiro no ha disminuido en nada.
Al final dijo que a pesar de que el fin de semana había terminado, eso no significaba el final del retiro. No, en absoluto, Thay. Ese retiro permanece en mi corazón. Me salvó la vida.
Usted nos pidió que llamáramos a nuestro padre o nuestra madre si no habíamos hablado con ellos hace mucho tiempo.
Y que practicáramos la bondad amorosa.
Inmediatamente después de la charla del Dharma, pedí prestado un teléfono y llamé a mi padre, B__ K__ (menciono su nombre porque tal vez él necesite más que todos los demás que he mencionado que se le envíen oraciones y buenos pensamientos).
Le dije que, a pesar de que no habíamos hablado hace tiempo, le quería. Era una pequeña mentira. Pero mencioné algunas cosas de las que había hecho por las que le estaba agradecido y lo decía en serio.
Aun así, usted me enseñó cómo abrir la puerta a sentimientos y situaciones muy difíciles con el fin de superar nuestro orgullo, nuestro odio, o lo que fuera que nos impedía extender una mano a través de la brecha. Es algo muy, muy, muy difícil de hacer, pero una de mis frases favoritas de entre las que usted dice es: “Es posible”. Me encanta cuando lo dice.
Tiene una bonita manera de decirlo, Thay: “Es posible”. Siempre sonrío cuando lo dice y me hace sentir muy a gusto y feliz. Me siento muy querido cuando le oigo hablar. Me siento amado por usted. Ahora he aprendido que todo es posible.
Después de ese retiro dejé totalmente de beber alcohol. Leí que una señora le había preguntado acerca de tener que dejar el alcohol a pesar de que solo tomaba una copa a la semana. Usted respondió que tal vez ella podría considerar el dejarlo, no por ella misma, sino por todas las demás personas que tenían un problema con el alcohol.
Qué respuesta más gloriosa. Así fue para mí.
Decidí no tomar nada más de alcohol y dediqué esa práctica a una chica encantadora que es alcohólica. Su nombre es K__O’__. Ahora ella ya no bebe.
Durante el retiro de 2012, tomé los cinco entrenamientos de la plena consciencia y fui a Plum Village para el retiro de 21 días “La Ciencia del Buda”. El verano pasado trabajé en Plum Village durante el retiro de verano y después en el retiro de salud.
Volví a casa a finales de agosto y regresé dos semanas durante el retiro de otoño. Cada vez era como volver a casa.
La amorosa bienvenida que recibo cada vez que voy allí es magnífica, y hay algo muy especial en el amor que experimento. No tengo palabras para describirlo.
En agradecimiento, todo lo que puedo hacer es tratar de vivir mi vida de la forma más hermosa que puedo.
En este tiempo, mi tío se ha hecho más fuerte y saludable lentamente, poco a poco, poco a poco. La gente me decía que lo llevara a una residencia si no podía más. A otros les daba pena, y muchos no creían que saliera de esa. Otros lo dieron por perdido. No pensaban que hubiera remedio, Thay.
Pero yo sabía que era posible. Sabía que era posible porque Thay había dicho que era posible. Los maravillosos monjes de Plum Village me dijeron que era posible y las maravillosas hermanas de Plum Village me dijeron que era posible. Todos ustedes me habían mostrado lo que era posible.
Y ahora se ha hecho realidad. No sabía lo que era el amor, Thay. No sabía lo que era.
Cuando usted entró en la sala en Killarney en 2012 para dar la primera charla de orientación, entreví lo que era el amor. Y sabe, yo no era capaz de sentarme cerca de usted debido al amor que le rodea. Es como un halo de luz amarilla.
No pensé que yo mereciera ese amor y me sentaba en la parte de atrás. Allá en Plum Village me sentaba en la parte de atrás y me mantenía alejado de todos.
Sin embargo, todo eso ha cambiado ahora. Ha cambiado porque ahora conozco el valor del barro que hace que la flor de loto sea tan bella.
El maltrato que sufrí de niño era muy difícil de curar. Aún lo es, pero gracias a esta práctica, ha habido una enorme curación.
Mi tío J__ ha mejorado muchísimo. Hace unos días, fuimos de viaje a su granja.
Era la primera vez que regresaba después de tres años. Llamó a sus vecinos y lloraba mientras les contaba que había estado medio muerto durante tres años y que si yo no lo hubiera traído a mi casa, sería un hombre muerto. Se lo contó a cada uno de ellos.
Yo mismo estaba a punto de llorar. De hecho, lloré. Lloraba de amor por este hombre. Siempre fue un ser humano maravilloso. Y es genial verlo florecer de nuevo.
Ha vuelto a caminar, ya no come chocolates o dulces y ha comenzado a cuidarse. Está planeando arreglar la vieja granja y voy a ayudarle. (Las personas a las que se lo he contado no creen que sea posible.) Está considerando que volvamos a vivir allí. Ha empezado a soñar de nuevo, Thay. ¿No es hermoso? Voy a ayudarle en su sueño porque es posible.
Ver a alguien tocar fondo y luego alzarse de nuevo. Como dijo uno de mis amigos: “No solo se ha recuperado, está mejor que nunca”. Y es verdad. Está lleno de nueva energía.
La gente no lo puede creer. Pero yo lo creo. Estoy viviendo un milagro, Thay. Ha sido muy duro, pero este es el fruto.
Es la poesía de lo posible. Muchas, muchas, muchas veces pensé escribirle una breve carta sobre mi adorable tío y acerca de cómo ha influido su práctica en mi vida. Se ha convertido en una carta muy larga. Usted dice que una buena pregunta es una pregunta corta y siempre ríe cuando lo dice. ¡Espero que eso no se aplique a una carta!
Voy a ayudar a mi tío en su sueño. La antigua granja se levantará de nuevo, de la misma forma en que mi tío se ha levantado. Yo también me he levantado, Thay.
Tengo mucha más compasión por mí mismo. No bebo ni fumo ni tomo drogas.Y mi tío es el fruto de mi práctica. Hay otros muchos frutos. Vamos a regresar juntos a Sligo. No sé cómo va ocurrirá, pero es posible.
Estoy haciendo un curso sobre cuidado de los ancianos que acaba a finales de junio. Entonces espero poder ganar algo de dinero. Puede ver que busco un medio de vida correcto. Esta es una de las maneras que he encontrado para hacerlo.
Todos los miércoles por la mañana me siento con los moribundos en la residencia local y hablo con los residentes. Este es otro fruto de mi práctica.
Me he matriculado para formarme en el servicio de asesoramiento del duelo de la Fundación de Centros Hospitalarios Irlandeses para poder trabajar tanto con los moribundos como con aquellos que han experimentado dolor en sus vidas. Esta es mi aspiración. Thay y la plena consciencia lo han hecho posible.
La razón por la que he escrito esta carta es para decirle que le quiero mucho, mucho. Y decirles a los hermanos y hermanas que los quiero mucho. Este es tan solo el relato de una pequeña vida. Usted está aquí, en esta casa, siempre, Thay. Mi vida ha cambiado por completo desde que encontré la práctica.
La única forma en la que creo que puedo darle las gracias es seguir practicando y cultivar la belleza en mi vida, haciendo el mejor uso del abono del sufrimiento.
Ya no huyo más, Thay.
Por la enorme belleza que ha traído a mi vida.
Gracias (Go raibh mile menth agat. Cien mil gracias)
PD: ¡Me senté delante en todas las charlas del retiro del verano pasado! Abrazo ahora todas las formas de belleza.

martes, 29 de julio de 2014





                                                               DESDE LAS PLEYADES



GAFAS
Sucede que cada cultura te pone unas gafas que filtran y tiñen la realidad, haciendo que unas cosas destaquen y que otras pasen desapercibidas o se vean distorsionadas. Sólo vemos lo que la cultura en la que vivimos nos dice que vale la pena ver. Por ejemplo, en la cultura tradicional japonesa se valora mucho y se cultiva la sensibilidad para percibir la belleza de la naturaleza, no sólo la de los paisajes grandiosos y espectaculares, sino también de lo pequeño, de lo sencillo, que es de lo que trata el haiku. En occidente llevamos unas gafas diferentes de los japoneses. No son ni mejores ni peores, sólo son diferentes. No nos importa viajar lejos para visitar alguna impresionante cascada, un lago de montaña o un acantilado de la costa, pero apenas reparamos en la belleza de la naturaleza cercana, de lo pequeño, de lo sencillo.
Continuando con la imagen que he empleado antes de las gafas, diría que, además de las gafas que nos pone la cultura en la que hemos nacido, hay otras dos gafas que llevamos puestas, lo que en total hacen tres. Otras son las gafas que llevamos puestas por haber nacido en una determinada familia. Y ya por último están las gafas de nuestro ego, de nuestra personalidad, que tan bien describe el eneagrama. Son estas tres gafas las que no nos dejan ver la realidad tal como es.
Lo cierto es que nos cuesta mucho creer que los demás usan gafas distintas a las nuestras y, todavía más, que no ven mal con ellas. Cada uno cree que las suyas son las mejores y que el resto de la gente lleva unas gafas equivocadas, por eso intentamos convencerlos para que se pongan las nuestras, que son las únicas con las que verdaderamente se ve bien.
Cada uno puede hacer por librarse de esas gafas, pero sólo hasta cierto punto. Yo a veces miro y, aún poniendo todo de mi parte, no veo y otras miro y, sin hacer nada en especial, veo, y no sé muy bien por qué me pasa esto. Esa visión distorsionada y teñida de la realidad que a todos nos afecta me separa de la gente, no me deja percibir y sentir la belleza de la naturaleza o, más hacia dentro, mi verdadero ser. Hay momentos privilegiados en que esas gafas desaparecen y la sensación de separación también, entonces todo lo veo diferente y veo cosas que antes no veía, que mis gafas no me dejaban ver. Todo es cercano, sencillo, bello; la mirada es limpia, inocente y cálida. Hay quietud y silencio, aún en medio del bullicio y del ruido de la ciudad.

domingo, 27 de julio de 2014

Una actitud positiva, la base del éxito

Los pensamientos y los modelos de pensamiento tienen una gran influencia sobre nuestra personalidad, y muchas personas no son conscientes de su repercusión en su calidad de vida. Cuando creamos nuestros pensamientos generamos sentimientos, emociones, actitudes, palabras y acciones, configurando así el libro o el cuadro de nuestra vida.

Para mejorar la calidad de nuestros pensamientos debemos ser conscientes de cómo pensamos y darnos cuenta que cada uno de nosotros somos los creadores de nuestros pensamientos, tanto los positivos y beneficiosos como los inútiles o negativos.

El pensamiento positivo nos abre un universo de nuevas posibilidades, todas ellas fortalecedoras, enriquecedoras, llenas de beneficio y aprendizaje.

Es esencial comprender que los pensamientos, en función de su calidad, nos pueden ayudar a generar energía interna, es decir, nos pueden aportar optimismo, entusiasmo, motivación, todos ellos factores que van a contribuir favorablemente en nuestro desempeño personal y profesional. Por otro lado, cierto tipo de pensamientos negativos nos pueden quitar energía y debilitarnos. Eso sucede cuando nuestra mente se enfoca solo en ver los problemas, los defectos, las carencias, los errores y las dificultades.
Modelos de pensamiento positivo
Pensamiento positivo proactivo: Es un patrón de pensamiento basado en planteamientos de cooperación y apoyo para aportar soluciones a las necesidades del momento, evitando pensar en aquellas cosas que escapan a nuestro control.

Pensamiento positivo creativo: Nos plantea una percepción fresca e innovadora de la situación que estamos viviendo. En lugar de percibir la situación como un problema o una adversidad, exploramos nuevas perspectivas, nuevos ángulos de visión que nos abren nuevas oportunidades de crecimiento y desarrollo, a la vez que ampliamos nuestros horizontes mentales habituales.

Pensamiento positivo de aprendizaje: Se basa en explorar con nuestra mente los beneficios y aprendizajes que siempre existen en cada situación. Desde una perspectiva creativa, veamos nuestra vida como una gran escuela de aprendizaje constante. Cada escena que se nos presenta es una nueva lección para seguir aprendiendo y perfeccionando el arte de vivir.
Medicina Interna
La meditación es un método muy útil para ayudar a las personas a reorientar su vida de una forma positiva y saludable. La palabra meditación viene procede del latín "mederi" que significa "curar". La curación del ser interior no se consigue tomando sólo medicinas físicas, sino que se trata de restablecer el equilibrio mediante el conocimiento del ser, creando actitudes adecuadas y utilizando correctamente la energía mental. En la meditación aprendemos a observar nuestro interior y conectar de nuevo con nuestros recursos internos de paz, verdad, amor y felicidad. Mediante el pensamiento concentrado aprendemos a dejar que estas energías positivas se manifiesten en la conciencia y se expresen en nuestras acciones diarias.
Las personas positivas comparten siete características comunes:
1. Creen en sí mismos
Una persona con una buena actitud piensa positivamente en su valor personal. Al creer en sí mismo es libre para verse bajo una luz objetiva y enfocarse en mejorar y alcanzar su potencial. Su imagen positiva es el pasaporte para el éxito en la vida.

2. Están dispuestos a ver lo mejor en los demás
Todos tenemos expectativas de los demás, pero podemos decidir si las expectativas serán positivas o negativas.

3. Ven oportunidades en todas las circunstancias
El filósofo griego Plutarco escribió: "Al igual que las abejas extraen miel del tomillo, la más fuerte y seca de las hierbas, los hombres sensibles suelen sacar ventaja y provecho de las circunstancias más extrañas". Las personas positivas ven oportunidades en todo lugar. Entienden que son el resultado de una actitud correcta. La oportunidad existe allí donde la sabes encontrar.

4. Se enfocan en soluciones
Casi todas las personas pueden ver los problemas. Para ello no se requiere nada especial. La persona positiva tiene su mente centrada en las soluciones, busca una solución ante cada problema y una posibilidad ante cada imposibilidad. Louis D. Brandeis dijo una vez: "En este mundo, la mayoría de cosas dignas de hacerse habrían sido declaradas imposibles antes de que fueran hechas".

5. Desean dar
Kart Menninger dijo: "Rara vez la gente generosa es gente mentalmente enferma". Y es raro que sea gente negativa. Dar es la consecuencia de una conciencia elevada. Dar sin esperar nada a cambio es la forma más auténtica de amor y generosidad.

6. Persistencia
Los sueños que se han hecho realidad son el resultado de personas que creyeron en sus metas y propósitos en la vida. Se negaron a desanimarse y darse por vencidos. Los desafíos pueden ser el estímulo para un mayor esfuerzo. Cuando se tiene una actitud positiva, es más fácil ser persistente.

7. Responsabilidad por sus vidas
Una persona de éxito entiende que nada positivo ocurre si no está dispuesta a dar un paso adelante y asumir plena responsabilidad de sus pensamientos y acciones. Sólo cuando uno se hace responsable de sí mismo puede mirarse con honestidad, evaluar sus puntos fuertes y los puntos débiles y comenzar a cambiar.

Por Ramón Ribalta

FUENTE : http://senderodelmago.blogspot.com.es/2014/07/una-actitud-positiva-la-base-del-exito.html?m=1

miércoles, 23 de julio de 2014

ABRETE CORAZON

 
DESDE LAS PLEYADES
 
 





                                                             DESDE LAS PLEYADES




"Si puedes mantener intacta tu firmeza
cuando todos vacilan a tu alrededor
Si cuando todos dudan, confías en tu valor
y al mismo tiempo sabes exaltar su flaqueza
Si sabes esperar y a tu afán poner brida
O blanco de mentiras esgrimir la verdad
O siendo odiado, al odio no le das cabida
y ni ensalzas tu juicio ni ostentas tu bondad
Si sueñas, pero el sueño no se vuelve tu rey
Si piensas y el pensar no mengua tus ardores
Si el triunfo y el desastre no te imponen su ley
y los tratas lo mismo como dos impostores.
Si puedes soportan que tu frase sincera
sea trampa de necios en boca de malvados.
O mirar hecha trizas tu adora quimera
y tornar a forjarla con útiles mellados.
Si todas tu ganancias poniendo en un montón
las arriesgas osado en un golpe de azar
y las pierdes, y luego con bravo corazón
sin hablar de tus perdidas, vuelves a comenzar.
Si puedes mantener en la ruda pelea
alerta el pensamiento y el músculo tirante
para emplearlo cuando en ti todo flaquea
menos la voluntad que te dice adelante.
Si entre la turba das a la virtud abrigo
Si no pueden herirte ni amigo ni enemigo
Si marchando con reyes del orgullo has triunfado
Si eres bueno con todos pero no demasiado
Y si puedes llenar el preciso minuto
en sesenta segundos de un esfuerzo supremo
tuya es la tierra y todo lo que en ella habita
y lo que es más serás hombre hijo mío…. “
Rudyard Kipling